PODEMOS DENUNCIA EL DAÑO DEL CIERRE PRECIPITADO DEL PARKING DE SANTA BÁRBARA AL COMERCIO LOCAL

En la primera semana 2.215 personas menos accedieron al mercado a través del aparcamiento y la afluencia total de visitas se resintió con 1.825 clientes menos. “Ya sea por inaugurar algo antes de las elecciones, como pensamos, o por ahorrarse 50.000 euros, el gobierno está perjudicando sin justificación ninguna a los minoristas de Abastos y, por extensión, a la ciudad”, ha criticado el portavoz, Jorge Hinojal.

“Este caso es un perfecto reflejo de las políticas de este gobierno: pone la alfombra roja a multinacionales, como con el proyecto de Urteim, y castiga a los ‘currelas’ que se esfuerzan cada día por levantar la persiana y dotan de identidad a la ciudad”, ha subrayado.

El grupo municipal de Podemos ha denunciado el daño que el cierre precipitado y electoralista del parking de Santa Bárbara está provocando ya a la plaza de Abastos. En la primera semana sin servicio, 2.215 personas menos accedieron al mercado a través del aparcamiento y la afluencia total de visitas se resintió con 1.825 clientes menos que en los siete días anteriores. “Seguimos pensando que el motivo por el que el gobierno ha decidido incumplir su compromiso y adelantar el cierre del parking es para tener algo que inaugurar antes de que acabe la legislatura, pero si la justificación es económica, como defiende el alcalde, la pregunta es si esos cerca de 50.000 euros que supondría dejar la clausura para después de Navidad  compensa con la afección  que va a sufrir, que ya está sufriendo, el comercio local”, ha denunciado el portavoz de la formación morada, Jorge Hinojal.

El edil sigue pensando que, sin obviar que todas las obras ocasionan molestias, la mejor decisión habría sido posponer el cierre a unas fechas de menos actividad comercial. No obstante, y dado que el gobierno continúa adelante con su decisión, Podemos ha puesto encima de la mesa hoy mismo algunas ideas para paliar los perjuicios. Ante la propuesta de habilitar aparcamientos de quince minutos, la formación morada ha solicitado que “ese no sea el tiempo de espera sino de recogida”, habilitando espacios en el mercado para que la gente pueda dejar sus compras antes de ir a coger el coche. Asimismo, ha pedido parking gratuito por compras superiores a 20 euros en el Iradier Arena. “Ambas iniciativas cuentan con el visto bueno de la gerencia y los comerciantes de Abastos. Poner parches nunca es una buena solución, pero es el margen que este equipo de gobierno nos ha dejado”, ha apuntillado Hinojal.

El concejal ha criticado, además, la falta de tacto que el equipo de gobierno ha tenido con los comerciantes en este proceso. “No informó en tiempo y forma de lo que iba a hacer, seguramente para dejarles sin capacidad suficiente de reacción. Les reúne para decirles lo que va a hacer, no para escuchar. Y en la reunión que va a tener lugar mañana ni siquiera ha convocado al gerente de Abastos, porque no quiere voces incómodas”, ha señalado Hinojal.

A juicio del portavoz de Podemos, el caso de Santa Bárbara refleja con precisión la política del equipo de gobierno, mucho más orientada a beneficiar a grandes franquicias y multinacionales que al pequeño comercio local. “Mientras se pone la alfombra roja a empresarios de postín para que hagan lo que quieran, como ha pasado con el proyecto de Urteim, vemos cómo la gente que tributa aquí, que dota a la ciudad de una identidad propia, que levanta la persiana cada día a pesar de todas las dificultades, es castigada”, ha concluido Hinojal, quien preguntará por esta cuestión en la comisión de Promoción Económica del próximo miércoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies