LA CIUDADANÍA NO DEBE PAGAR LA DEJADEZ DEL GOBIERNO VASCO

[:es]Las viviendas afectadas por la subida del IBI son VPO del Gobierno Vasco que ha actualizado el precio máximo de venta tras mantenerlo congelado desde 2005.

Esta falta de rigor por parte de la administración autonómica afecta a más de 20.000 familias que ahora tendrán que hacer frente a un recibo del IBI con un incremento del 30% de media.

“En PODEMOS entendemos que la ciudadanía debe estar informada desde las propias administraciones y que deben abrirse procesos participativos donde se recojan aportaciones, pudiéndose conseguir medidas más adecuadas” ha señalado Jorge Hinojal.

Queremos solicitar al Gobierno Vasco que dé marcha atrás y consensue con la ciudadanía afectada una hoja de ruta que concrete una subida escalonada.

Además queremos incidir en que para que este impuesto (IBI) sea progresivo es importante trabajar las bonificaciones e informar a los y las vitorianas que pueden hacer uso de ellas.

Por último señalar la necesidad de que la iglesia grave sus bienes no de culto y ayudar a las instituciones locales en su recaudaciones.[:]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies